domingo, 2 de abril de 2017

Qué bonito...


Qué bonito
cuando me disfrazas
con un traje tejido 
de acordes
y abrazas 
nuestro acontecido 
y me veo entre los bordes
del blanco de tu imaginario 

Y en los verseados latidos 
que fluyen hasta tus yemas
soy una letra de tu abecedario 
y tengo mis dones cosidos 
a tu merced con la que quemas
las inseguridades bajo mi vestuario
dejando piel y sentidos

Qué bonito
que me quieras
y me hagas sonar
y de mí un pedacito
moldeen tus ideas
y me decidas crear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario